Int. General

Consejos para evitar el sobrepeso y la obesidad
 Consejos para evitar el sobrepeso y la obesidad

SALUD

Por la nutricionista Alejandra Chaluf

 

En las dos últimas décadas la obesidad se ha convertido en un grave problema de salud pública. Las causas principales son los nuevos estilos de vida sedentarios y la incorporación de hábitos alimenticios poco saludables (consumo en exceso de grasas y azúcares). Las recomendaciones principales para evitar este problema se resumen a continuación:

> Comprar alimentos sanos y nutritivos, y hacer menús variados y equilibrados.

> Realizar un desayuno completo y equilibrado.

> Reducir el tiempo dedicado a televisión, pc, tablet, etc.

> Combinar el plan alimentario con ejercicios. La actividad física acelera la pérdida de peso, además de prevenir otras enfermedades como hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares o colesterol elevado.

> Consumir agua en cantidad suficiente y evitar el consumo de bebidas azucaradas.

> Evitar en los niños, los alimentos ricos en grasas y el exceso de dulces, galletas y golosinas.

> Las dietas deben ser siempre guiadas por un profesional de la nutrición.

> Aumentar la ingesta de frutas, verduras, ensaladas, jugos naturales y licuados.

> Debe considerarse la alimentación y la nutrición como algo esencial de la vida y la salud y nunca debe ser utilizado como premio o castigo para los niños.

> Mantener una dieta baja en grasa. El total de calorías proveniente de las grasas debe ser el 30% o menos del total de las calorías.

> Evitar la comida rápida (fast food).

Una dieta adecuada y equilibrada puede proporcionar todos los nutrientes necesarios para el normal desarrollo y mantenimiento de un organismo sano en condiciones normales, por lo que se debe huir siempre de las llamadas "dietas milagro"Constantemente aparecen en revistas de moda y alimentación y en programas de televisión nuevas dietas de adelgazamiento que prometen una rápida pérdida de peso sin esfuerzo. Estas "dietas milagro" son fruto de la búsqueda de beneficios económicos más que de la promoción de una alimentación sana y equilibrada y son prescritas por personas sin conocimientos científicos ni profesionales en el campo de la nutrición.

En general, estas dietas conducen a una deficiencia en vitaminas y minerales, alteraciones del metabolismo y a una monotonía alimentaria que las hace insostenibles en el tiempo y peligrosas para la salud. Además favorecen una rápida recuperación del peso perdido (efecto "rebote"), por lo que se debe huir de este tipo de dietas que se reconocen fácilmente porque suelen prometer una rápida pérdida de peso de más de 5 kg al mes, que se pueden realizar sin esfuerzo alguno y aseguran que no tiene ningún tipo de riesgos para la salud.

 

 


Publicado por EL DIARIO



Radio en vivo

Versión impresa

Busqueda


WebMail

Encuesta